Síndrome de asperger definición

Cómo detectar el asperger en adultos

Varios factores complican el diagnóstico del síndrome de Asperger (SA), un trastorno del espectro autista (TEA). Al igual que otras formas de TEA, el síndrome de Asperger se caracteriza por un deterioro de la interacción social acompañado de intereses y comportamientos restringidos y repetitivos; se diferencia de los demás TEA por no presentar un retraso general en el lenguaje o el desarrollo cognitivo. Los problemas en el diagnóstico incluyen el desacuerdo entre los criterios de diagnóstico, la controversia sobre la distinción entre el SA y otras formas de TEA o incluso si el SA existe como un síndrome separado, y el sobre y subdiagnóstico por razones no técnicas. Al igual que con otras formas de TEA, el diagnóstico temprano es importante, y el diagnóstico diferencial debe considerar otras condiciones.

El síndrome de Asperger se define en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR) como un trastorno generalizado del desarrollo que se distingue por un patrón de síntomas más que por un único síntoma. Se caracteriza por el deterioro de la interacción social, por patrones de comportamiento, actividades e intereses estereotipados y restringidos, y por la ausencia de un retraso clínicamente significativo en el desarrollo cognitivo o un retraso general en el lenguaje. Las deficiencias deben ser significativas y afectar a áreas importantes de la función, y el diagnóstico se excluye si también se cumplen los criterios del autismo[1] La preocupación intensa por un tema concreto, la verborrea unilateral, la prosodia restringida y la torpeza física son típicas del trastorno, pero no son necesarias para el diagnóstico[2].

Leer más  Como superar la ansiedad y el miedo

Pronunciación de asperger

El síndrome de Asperger (SA), también conocido como Asperger, es un trastorno del neurodesarrollo que se caracteriza por dificultades significativas en la interacción social y la comunicación no verbal, junto con patrones de comportamiento e intereses restringidos y repetitivos[7]. Es un trastorno del espectro autista (TEA),[12] pero se diferencia de otros TEA por su lenguaje e inteligencia relativamente poco deteriorados. [El síndrome debe su nombre al pediatra austriaco Hans Asperger, quien, en 1944, describió a niños a su cargo que tenían dificultades para entablar amistades, no entendían los gestos ni los sentimientos de los demás, mantenían conversaciones unilaterales sobre sus intereses favoritos y eran torpes[14]. Aunque no es necesario para el diagnóstico, la torpeza física y el uso inusual del lenguaje son comunes[15][16] Los signos suelen comenzar antes de los dos años de edad y, en muchos casos, nunca se resuelven[7].

La causa exacta del Asperger no se conoce bien[7]. Aunque es en gran medida hereditaria, la genética subyacente no se ha determinado de forma concluyente[15][17] Se cree que los factores ambientales también desempeñan un papel[7] Las imágenes del cerebro no han identificado una condición subyacente común. [15] En 1994, el diagnóstico de Asperger se incluyó en la cuarta edición (DSM-IV) del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales; con la publicación del DSM-5 en 2013 se eliminó el diagnóstico, y los síntomas se incluyen ahora dentro del trastorno del espectro autista junto con el autismo y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PDD-NOS). [7] [18] Se mantiene dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) a partir de 2021[actualización] como un subtipo de trastorno del espectro autista[19] [20].

Prueba de síntomas de autismo de alto funcionamiento

Este artículo necesita ser actualizado. El motivo es: Este diagnóstico ahora forma parte del espectro autista para las clasificaciones DSM y CIE. Por favor, ayude a actualizar este artículo para reflejar los acontecimientos recientes o la nueva información disponible. (Febrero 2021)El síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro autista (TEA). Se trata de un diagnóstico relativamente nuevo en el campo del autismo[1][2] que debe su nombre a Hans Asperger (1906-80), psiquiatra y pediatra austriaco. Una psiquiatra inglesa, Lorna Wing, popularizó el término «síndrome de Asperger» en una publicación de 1981; el primer libro en inglés sobre el síndrome de Asperger fue escrito por Uta Frith en 1991 y la condición fue posteriormente reconocida en los manuales de diagnóstico formales más tarde en la década de 1990[1].

Leer más  Que es un ataque de panico

Hans Asperger fue director de la Clínica Infantil de la Universidad de Viena. Por ello, pasó la mayor parte de su vida profesional en Viena. A lo largo de su carrera, Asperger fue también pediatra, teórico de la medicina y profesor de medicina[3]. Sus trabajos se publicaron en su mayor parte en alemán[1]. Es más conocido por su trabajo con los trastornos mentales, especialmente los de los niños[3]. De niño, Asperger parecía haber mostrado algunos rasgos de la propia condición que lleva su nombre, como la lejanía social y el talento en el lenguaje[4].

Espectro del autismo

El síndrome de Asperger, una forma de trastorno del espectro autista, es un trastorno del desarrollo. Los jóvenes con síndrome de Asperger tienen dificultades para relacionarse socialmente con los demás y sus patrones de comportamiento y pensamiento pueden ser rígidos y repetitivos.

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo. Los jóvenes con síndrome de Asperger tienen dificultades para relacionarse socialmente con los demás y su comportamiento y patrones de pensamiento pueden ser rígidos y repetitivos.

Leer más  Como salir de la depresion

Por lo general, los niños y adolescentes con síndrome de Asperger pueden hablar con los demás y pueden rendir bastante bien en sus trabajos escolares.    Sin embargo, les cuesta entender las situaciones sociales y las formas sutiles de comunicación, como el lenguaje corporal, el humor y el sarcasmo.    También pueden pensar y hablar mucho sobre un solo tema o interés, o sólo quieren hacer una pequeña gama de actividades.    Estos intereses pueden volverse obsesivos e interferir en la vida cotidiana, en lugar de dar al niño una salida social o recreativa saludable.

El nombre del síndrome de Asperger ha cambiado oficialmente, pero muchos siguen utilizando el término síndrome de Asperger cuando hablan de su condición.    Los síntomas del Síndrome de Asperger se incluyen ahora en una condición llamada Trastorno del Espectro Autista (TEA). TEA es ahora el nombre utilizado para una amplia gama de trastornos similares al autismo. Algunos proveedores pueden seguir utilizando el término Síndrome de Asperger, pero otros dirán «TEA – sin discapacidad intelectual o del lenguaje».    Estos dos síndromes son, en su mayor parte, lo mismo.